El Ragù de carne a la boloñesa es una salsa rica y sabrosa a base de carne picada y salsa de tomate, ideal para pastas, tagliatelle y lasañas.

¡Un gran clásico de la cocina italiana en particular de Boloña donde es una verdadera institución! Famosa en todo el mundo como especialidad tradicional!! ¿Cómo hacer una excelente salsa boloñesa en casa? Siga esta receta y todos los consejos paso a paso que van desde la elección de los ingredientes hasta las distintas etapas de cocción. Y verás que obtendrás un Ragú de carne espeso y con mucho cuerpo, cremoso a la perfección, sabroso y fragante, ¡como el boloñés original!

Tiempos de preparación:

PreparaciónCocciónTotal
20 minutos180 min.200 min

Ingredientes para una pizza grande de 8 porciones al molde:

  • 600 gr. carne vacuna picada
  • 250 gr. carne de cerdo picada
  • 700 ml. de puré de tomate espeso
  • 700 ml. de agua
  • 1 Cebolla mediana
  • 100 gr. de Apio
  • 100 gr. de Zanahoria
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 100 ml. de vino tinto (también blanco!)
  • 50 ml. de leche entera
  • Sal o 2 cubitos de caldo de verdura
  • Pimienta

Primero que nada lavar y picar la cebolla, el apio y la zanahoria en trozos pequeños.

Luego agregar las verduras picadas en una olla alta y espaciosa, agregando el aceite y saltearlo lentamente durante unos 5 minutos. Luego agregue la carne vacuna y de cerdo picada, desmenuzando con una cuchara de madera.

Deje que se dore durante unos 10 minutos a fuego moderado, hasta que todos los jugos de la carne estén secos. Luego agrega el vino y deje que se evapore a fuego alto.

El vino debe evaporarse por completo! Es en esta fase que se mezclan todos los aromas y no debe quedar rastro de alcohol que pueda darle un sabor desagradable al Ragú!

Cuando el alcohol se haya evaporado por completo, puede agregar todo el puré de tomate. Luego agregue 350 ml. de agua (la mitad) en la cacerola con la salsa.

Agregar la sal (o dos cubitos de caldo de verdura) y pimienta a gusto mesclando bien todo.

Llevar a ebullición y transferir la olla del Ragú a la Boloñesa a uno de los quemadores más pequeños que tiene. Debe cocinarse muy lentamente durante 3 horas con la tapa puesta, mesclando de vez en cuando y vertiendo poco a poco el agua restante para que no se seque.

Al final de la cocción, agregue la leche como manda la tradición, para amortiguar el sabor del tomate.

¡El resultado final debe ser una mezcla cremosa y no muy liquida!

Buon appetito!

TIPS: Se puede conservar perfectamente en la heladera/nevera durante 3 – 4 días cerrado en un recipiente hermético. También puede congelarlo en prácticas porciones individuales para tenerlo siempre listo. En este caso, descongelar a temperatura ambiente.

¡Con esta receta de ragú podrá condimentar la pasta que quieras, desde tagliatelle hasta pasta fresca, ñoquis de patata/papas, canelones y lasañas!

(Visited 23 times, 1 visits today)